El día que Sábato prefirió ser Mr. Hyde



Ernesto Sábato, Doctor en Física y Escritor en una entrevista del año 1977:

“Fui a Paris, yo iba ya con la intuición oscura, pero persistente de abandonar la ciencia. Sabía que iba a ser una catástrofe para mis amigos, para mí mismo, para mis profesores y maestros que yo quería.

Empecé a practicar una vida doble, así como Dr. Jeckyll y Mr. Hyde. De día era un buen médico y de noche era una especie de criminal, frecuentaba el surrealismo, así como una buena ama de casa que de noche hiciera prostitución.

Ahí empecé a comprender que mi destino no iba a ser la ciencia, había cumplido su misión, pero mi vocación literaria que la tuve desde niño empezó a retomar sus fueros y ya en Paris, al mismo tiempo que frecuentaba los surrealistas, que era el polo opuesto a la ciencia, el mundo de la noche, el mundo de la inconciencia. La ciencia es el mundo de la razón pura…

…del mundo de la razón pasé al mundo de la irracionalidad. Del mundo diurno, de los conceptos puros, pasé al mundo nocturno de los mitos y de los símbolos. Posteriormente creo haber cerrado el ciclo, he comprendido al alma humana en su totalidad. El hombre no es razón pura como ha creído el pensamiento ilustrado o como cree la ciencia. Es razón pura pero además es sin razón, es mito, es símbolo, es sueño, es pasión, es sentimiento, todos sentimientos irracionales. La parte más importante del hombre es irracional.

Estamos sufriendo en esta época las consecuencias de una filosofía estrictamente racionalista y tecnológica que ha llevado a la cosificación del hombre, un hombre abstracto que no existe en la realidad.”

5 comentarios:

  1. Y dejó, por ahora, solo tres novelas.

    Digo por ahora porque no me extrañaría que comenzaran a aparecer textos que él no quiso publicar en vida pero que sus herederos dan a conocer sin reparos. Como pasó con Tolkien, entre otros.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según él, quemó todo lo que no publicó...ya veremos.

      Eliminar
    2. Hay dos libros terminados, que dejo guardados en una caja para que se publiquen después de muerto, me la mostró (por fuera) personalmente diciéndome: Acá hay dos libros que quiero que se publiquen después de mi muerte porque no los siento tan perfectos y no estoy preparado para dar la batalla contra la crítica. Se los ha robado las misma mujer que saqueó la casa de Santos Lugares y vendió los derechos literarios por decenas de años aprovechando su senilidad. Espero que algún día los devuelva.

      Eliminar
  2. Estimado José... no creo que haya "otros" textos del Maestro que sus familiares quieran publicar...Lo que se publicó, según muchas veces Sabato contó, es lo que se salvó del fuego...muy a pesar de la propia Matilde! Gracias por los datos!

    ResponderEliminar

Sería un placer saber qué pensás sobre lo que acabás de leer.

¿Te gusta este Blog?